sábado, 30 de julio de 2011

La ladrona de almohada.

Por qué no te quedás conmigo? acá, bajo las sabanas, hace demasiado frío y quiero que me acompañen tus caricias. Sí, vos y yo, una ''reunión'' en mi cama sólo para dos.
Hablemos... de mis defectos, tu pasado, mis alegrías , tu familia, de la vida.
Reíte si te hablo al oído, riámonos de aquellas cosas que alguna vez creímos imposibles.
Descubrí... mi persona, todo lo malo de mí, mis peores defectos. Las virtudes son muy aparentes.
Recordemos... aquel primer encuentro, el segundo, aquella larga ausencia. Lloremos si es necesario.
Quiero escucharte hablar por horas, qué querés, quien sos, y yo contarte mis cosas, mis secretos más preciados. Ser transparente para vos.
Regaláme besos y abrazos que me encantan, como también que pases tu brazo por detrás de mi cuello... congelaría esos momentos si pudiera.
Demostrarte... todo de lo que soy capaz sólo para verte feliz.
Atrevéte a todo esto...


atrevéte a amarme!


que no te pienso defraudar.