viernes, 27 de enero de 2012

Nobel del amor.

Tantos lugares en la Tierra, tantas personas, tantos momentos y sensaciones, tantos amores. Seguramente haya varias historias como las nuestras, seguramente nuestra relación no marque a nada ni a nadie una vez que ya no estémos acá. Nadie va a premiar al beso más dulce, al abrazo más lindo, al cruce de miradas más sincero, al amor eterno. Nadie más que nosotras. Te merecés el mundo entero, todas las flores de la primavera, todos los paisajes más preciosos. Tanto que sin dudar te daría... pero te tocó una novia como cualquier otra, como muchas más que no tienen más que lo que está en su habitación y en su piel (porque no tiene ni casa propia). Intento igualmente hacerte feliz con mis caricias, mis besos en tu espalda, cosquillas con mi pelo, vueltas en la cama, chistes malos, humildes paseos, darte el lado de la ventana en un bondi ''5 estrellas'' (todavía no entiendo por qué tan lujoso, hasta aire acondicionado!). Y sé que nada es suficiente para todo eso que vos me das, todo lo que me haces sentir. Hasta comprárte una hectárea en la luna me quedaría corto :( (ahora se puede, re loco) después de compartir un momento tan simple como es el hecho de tomar un té de jazmín con unas masitas desagradables, no te das una idea las cosas lindas que me hacés sentir. En otras palabras, agradezco que seas vos la protagonista de los hechos relevantes, de los detalles insignificantes(para algunos), de mis sonrisas, celos, buenos y malos momentos, de todos éstos actos, de mi vida. Si dieran el premio a la novia más hermosa(tanto por dentro como por fuera) y considerada del mundo, sin dudas, sería para vos.